7 de mayo de 2016

Tutorial para padres: cómo reconocer si un hijo consume drogas

La psiquiatra Geraldine Peronace desarrolló para Infobae las claves para identificar síntomas y hábitos del consumidor eventual y de los que desarrollan una adicción más fuerte. Qué hacer ante una emergencia

Las drogas trascienden clases sociales y géneros, se encuentran enraizadas en varios estamentos de la sociedad y afectan tanto a jóvenes como a adultos. Además, existen distintos tipo de consumidores, que van de los de "fin de semana" a los adictos. Sin embargo, son muchos los casos que comienzan a hacerlo de vez en cuando y van cayendo en un consumo más activo.La psiquiatra Geraldine Peronace enumeró para Infobae una serie de parámetros de conductas sintomáticas, a los que los padres deben estar alertas para reconocer si los jóvenes están transitando algunos de estos estadios.Para comenzar, diferentes cambios que van desde lo físico a lo conductual: "Se generan cambios de hábito. Va a dormir mucho o muy poco, ya que si toma drogas excitantes va a tener insomnio. Puede bajar o subir mucho de peso; estar más triste, más deprimido o más irritable".Embed Las adicciones, ¿enfermedad o trastorno? http://t.co/byZQG8ATSk — infobae (@infobae) September 7, 2015"Empieza a fallar la memoria, debido al deterioro cognitivo".Peronace sostuvo que otro síntoma de que "algo raro" está sucediendo es si "durante la semana o después del finde, utiliza gotita para los ojos" o "si se encierra más con llave en el cuarto o tiene lugares bajo llave", como también "si el dinero de la semana se lo gasta de golpe o que de repente comienza a tener más plata de la que uno le ha dado".En ese sentido, sostuvo que resulta muy importante estar atentos a la generación de nuevos grupos de pertenencia: "Como método preventivo lo ideal es conocer a sus amigos y de ser posible también a los padres".Objetos extrañosNo existe el crimen perfecto. Eso asegura una vieja, pero es una frase válida del mundo investigativo. Y es que algo de espíritu curioso, de observación, se debe tener para descubrir información, que no es a priori tan evidente. Pueden ser pequeños detalles, objetos que transgreden la armonía del lugar.Embed Ser sociable, el mejor antídoto contra las adicciones https://t.co/Tabd8EKpVc (Vía @InfobaeTrends) pic.twitter.com/xkH9KEYxOY — infobae (@infobae) March 16, 2016Papeles para armar cigarrillos o papelillos –o "sedas" en la jerga-; pipas –de tabaco o agua-, aerosoles o latas fuera de contexto; pequeños papelitos con dibujos, del tamaño de una huella digital; pastillas con formas varias, infinitas posibilidades; algún gotero como los de las viejas farmacias o hasta botellitas de vidrio con nombre llamativos, son solo algunos de los objetos que deben llamar la atención de los padres."Cuando se levanta la ropa, ver si hay algo que llama la atención. En algunos casos, el olor de la ropa puede ser la evidencia del ambiente en que se mueve. La presencia de alguno de estos elementos es un indicio de que los hijos tienen algún tipo de consumo de fin de semana", agregó la especialista.Daños irreparablesLos jóvenes que consumen sustancias, aunque sea ocasional, ponen el desarrollo de su cerebro en peligro. Todas las drogas dejan su rastro en el cuerpo y, a veces, esa huella puede ser permanente.Embed La psiquiatra Geraldine Peronace analiza los efectos de las pastillas en los jóvenes https://t.co/dIhL8qTCRI pic.twitter.com/2VbKJ9euTb — Tendencias (@InfobaeTrends) April 27, 2016"El desarrollo neurobiológico del cerebro se concluye entre los 24 y 25 años. Hasta esa etapa se siguen desarrollando áreas específicas. Todos los jóvenes que vayan a consumir van a estar dañando y dejando improntas en zonas que están nuevitas"."Ese sector que se está desarrollando puede quedar dañado, atrofiado o lesionado".Como resultado de ese daño, la vida de una persona puede cambiar en maneras que, a priori, pueden parecer imperceptibles."Puede alterar la trayectoria de toda una vida. La mayoría de las drogas tocan el lóbulo frontal, que es con lo que planeamos nuestra vida, nuestro día siguiente, a dónde quiero ir de vacaciones. Todo eso lo pienso y lo organizo en esa zona del cerebro""La trayectoria de toda una vida puede verse afectada por el consumo de sustancias".Emergencia: qué hacerPara comenzar, resulta crucial "no darle nada por vía oral". Leporace explicó que las drogas tienen efectos depresores sobre el cerebro y sistema nervioso central y que "al tener el sensorio deprimido la persona no puede tragar como corresponde. El riesgo es que ese líquido, sea agua o café, vaya al pulmón y produzca un paro respiratorio por broncorespiración"Embed Cómo es el perfil de los jóvenes que consumen drogas de diseño por @Gabri_Batallahttps://t.co/dXG8pBzJt7 pic.twitter.com/mwvxJ1ktEc — Tendencias (@InfobaeTrends) April 19, 2016Además, resaltó que ante un suceso es importante poner a la persona "de cúbito lateral izquierdo, para que si viene el vómito, salga solo y no pueda ir al pulmón".Recomendó que se debe "activar el sistema y servicio de emergencia, como el SAME. Si hay un auto a mano dirigirse a los hospitales que tienen guardia toxicológica las 24 horas"Más allá de los elementos o actitudes que puedan despertar la sospecha, para la psiquiatra es fundamental forjar un buen vínculo comunicativo con los menores: "Si uno está realmente conectado con su hijo, sabe y siente que algo raro está pasando".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »